Hydronix logo
Medición de la humedad en la remolacha azucarera deshidratada para piensos animales

Uno de los tipos de pienso más populares para el ganado, cerdos, ovejas y caballos es el compuesto por granos de remolacha azucarera. Estos granos se fabrican a partir de la pulpa de remolacha azucarera tras la extracción del azúcar. Medir la humedad durante la producción de estos granos, en concreto durante el proceso de secado, es fundamental. El material que sale del secador debe poseer el nivel de humedad correcto para que se pueda granular fácilmente. Si es demasiado húmedo, puede provocar que la maquinaria se atasque o que los granos produzcan moho durante el almacenamiento. Si los granos están demasiado secos, el resultado serán granos frágiles que se desmenuzan y, por lo tanto, no sirven.

El proceso de secado consume mucha energía y, por lo tanto, es muy costoso. Sin embargo, la instalación de un sensor de humedad en la salida del secador es una manera sencilla y rentable de ahorrar en el control de la humedad de la remolacha azucarera durante el procesamiento. Un sistema automatizado con sensores por microondas puede medir fácilmente la humedad con una precisión de +/- 0,5 % en todo el material a medida que se expulsa del secador. Esto proporciona información instantánea y en tiempo real al sistema de control, lo que permite ajustar la temperatura, el tiempo de secado y la velocidad mediante el secador y garantiza que el material que sale tenga siempre el nivel de humedad correcto y esté listo para la peletizadora o para su almacenamiento.

Ventajas

  • Los secadores se pueden utilizar de forma más eficaz al reducir los costes de energía
  • Producto final mejorado y consistente
  • Reducción de la cantidad de material malgastado y desperdiciado
  • No se ve afectado por el polvo ni el color

Los sensores de humedad por microondas Hydronix se instalan fácilmente y se pueden integrar en sistemas nuevos o existentes. Existen dos métodos de instalación principales: el primero es para aplicaciones que cuentan con un caudal constante en las que el transportador helicoidal siempre está lleno. El segundo es para instalaciones con caudal variable en las que el transportador helicoidal puede estar solo parcialmente lleno. Este tipo de instalación puede requerir el uso de un sistema de derivación para garantizar que la compactación del material y el flujo que pasa por el sensor sean constantes.

Para aplicaciones que utilizan un transportador helicoidal para mover el material a través del proceso, Hydronix recomienda la instalación de un sensor de humedad Hydro-Mix XT. El Hydro-Mix XT se monta de forma empotrada y se puede instalar fácilmente en el transportador o el sistema de derivación sin impedir el flujo del material. La técnica de medición digital de Hydronix garantiza que el sensor sea muy estable y que la medición sea lineal. Esto significa que el sensor solo necesita calibrarse una vez durante su instalación y que, posteriormente, se revisará como parte del programa de control de calidad que lleve a cabo el productor.

Los clientes informan de que el periodo de amortización es de pocas semanas en muchas aplicaciones. Los sensores son extremadamente sólidos y resistentes, fabricados con acero inoxidable con placas frontales de cerámica ultrarresistentes, y se estima que su ciclo de vida es de unos 10 años en entornos asociados a fábricas de piensos animales.

Medición de humedad en la remolacha azucarera después del secado

Sensor Hydro-Mix instalado en un transportador después del secado

 

Medición de la humedad en la remolacha azucarera

Típica Instalación Bypass de aplicaciones con flujo variable